La literatura en el paradigma 2.0

La Literatura se esconde donde menos te lo esperas, y hace dos días, al salir de una reunión cualquiera, una de tantas, oí por primera vez el nombre de un poeta catalán, Gabriel Ferrater, y eso me llevó a descubir el blog de Enric Blanes, donde acabo de leer una muy interesante reflexión sobre la literatura en los tiempos de internet, de la que copio aquí un extracto (Enric no lo apunta, pero otra de las características de la lectura en los tiempos 2.0 es que no necesitaremos conocer en profundidad otras lenguas para poder seguir el hilo de un post o un comentario escrito en el idioma que sea… os dejo aquí la dirección de google translate para que podáis seguir lo que dice Enric: http://translate.google.com/)

El texto completo está en el blog «Un fres de móres negres»

Afirmo que l’operació de llegir continuarà sent un acte íntim i solitari; continuarà comprometent tota la nostra intel·ligència, sensibilitat i imaginació. Però s’hi produiran almenys quatre canvis, que enumero tot seguit:

  • En primer lloc, ni la crítica ni la universitat, en la seva activitat docent o en la recerca, no podran ignorar la xarxa. No podran ignorar tampoc la multiplicitat de formats, sobretot la proliferació del vídeo. I en utilitzar la xarxa i esmentar les seves fonts, les cites apareixeran per sempre, gràcies a l’hipervincle, en el seu context. Encara més: a mesura que l’activitat docent, de recerca i la crítica es desenvolupin i difonguin amb més intensitat a la xarxa, ens resultarà més difícil delimitar què és acadèmic i què no.
  • En segon lloc, el saber de caràcter enciclopèdic que posem en joc com a lectors es tornarà un saber amplificat. El que fins ara havia estat una intuïció vaga que volíem confirmar, un eco que ens feia recordar algun altre text, que ens portava a remenar i escampar amb plaer els llibres per la biblioteca de casa, es convertirà en una alternança de lectures en paper i per pantalla, buscant la confirmació d’una similitud de to, la corroboració d’un calc, un plagi o homenatge. Potencialment, gaudirem més dels elements no expressos del text, els elements no explítics, els que remeten a la nostra memòria de lector. D’altra banda, l’interès sobtat per un determinat autor de segona fila, una escola literària, un corrent minoritari es podran satisfer amb facilitat gràcies a l’accés en línia als catàlegs de la gran majoria de biblioteques, i al nombre creixent de textos digitalitzats de totes les èpoques i procedències.
  • En tercer lloc, tindrem per primer cop a l’abast un nombre apreciable de comentaris crítics i valoracions derivats de les lectures ingènues, dels lectors de bona fe, que es faran públiques. A llibre llegit, el lector corrent es tornarà més actiu. Les lectures ingènues es podran compartir, categoritzar, valorar, i apareixeran molt abans que es produeixi la recepció crítica o acadèmica dels nous textos. Una bona part dels lectors no concebran la tria del que decideixin llegir sense el filtratge, la recomanació i l’intercanvi de comentaris amb la seva comunitat.
  • En quart lloc, els grans lectors, que ben sovint són els autors, podran publicar directament a la xarxa les seves notes de lectura, per compartir-les, sense que hàgim d’esperar que les apleguin en un llibre –imaginem la possibilitat de llegir les notes de Riba sobre Maragall mentre les anava escrivint, o tastem el que escriu Jaume Subirana al seu bloc a propòsit de «Dedicació», de Josep Carner.
  • 2 comentarios

    Añade el tuyo →

    Pues…. Ya ves, leo el título del post, y me sugiere justamente la conversación que acabo de mantener con mi hermano respecto sobre libros, internet, música y SGAE. Él en cierta manera defensaba a la SGAE. Y ¿Por qué? Decía que se han cargado a la música, que ahora ya nos podemos ir despidiendo de Kurt Cobain, u otros gurus de la música, porque ya no apuestan por ellos. No pueden. Es imposible tal y como esta el mercado. Así que, según él, esto ya no tiene solución y esta muerta, y dice que lo peor que también afectará al libro, que quien dará de comer a los grandes autores, si nosotros mismos les vamos a destruir?

    Y es que a mi, no se me olvidará aquella vez que se compró un CD, y le costó 20€. Le comenté que era un sacrilegio y un robo, y me dijo: No, estás equivocada. Ahora mismo estoy comprando una obra de arte. Tengo arte en mis manos.

    Y me quede ojiplática. Y le comprendí. No era tirar el dinero. Era invertir.

    Y dicho esto… Me voy a centrar en el Post… Sinceramente me da bastante respeto la información con la que me voy topando por internet, y eso de carácter «enciclopédico», lo pongo en cuarentena. Resulta que aquí todo el mundo tiene fácil acceso para opinar, y realizar artículos académicos, pero… ¿es veraz esa información? ¿quién la comprueba? Véase el caso de wikipedia, que en algunas ocasiones han mantenido noticias-artículos falsos durante días, y que después gracias a los colaboradores los han retirado, y es justamente por esa facilidad de acceso, seas un experto o no.

    Y bueno… ya me callo y te paso este poemilla «del Ferrater». Para mí, uno de sus mejores 🙂

    http://lesrosesdeldrac.com/?q=node/68

    Happy night!

    Victoria, gracias por tu comentario. Lo de los derechos de autor es todo un mundo, ahora bien, yo defiendo los derechos, pero seguro que hay otra manera de gestionarlos que no sea la SGAE. Lo de tu hermano comprando CD lo entiendo, a fin de cuentas ahora mismo mitificamos el vinilo, y seguramente en el futuro las generaciones que nos precedan mitificaran el CD, además de que hay carátulas y diseños que son verdaderas obras de arte, por no decir el ritual de levantarte, mirar tu colección y elegir justo el CD que necesitas en ese momento (y conste que yo soy más de libros, no de música).

    En cuanto al post, efectivamente, como dices en Internet podemos encontrar de todo, la mayoría de contenido no nos interesará en absoluto, o no sabremos si es cierta o no, pero sí creo que tenemos herramientas para contrastar su veracidad, además de nuestro criterio. Y es fantástico todo ese saber colectivo que se genera y esos comentarios de los lectores no especializados, antes invisibles para el autor y que ahora dan una nueva vida a los textos con sus opiniones, que seguro que el autor recoge y que incluso puede hacerle cambiar su escritura (en mi blog antiguo, que ha sido la época de mi vida que más y mejor he escrito, fueron precisamente mis comentaristas los que iban creando el hilo de las historias que yo contaba).

    Gracias por el poema de Ferrater, cada día estoy más contenta de haber aprendido catalán y poder disfrutar joyitas literarias como ésta.

    Deja un comentario