La TDT llega a mi casa

Acabo de hablar con mis padres, que están en Soria. La última vez que estuve allí, les dejé instalado el aparato de la tdt, pero como no había pilas para el mando a distancia, no pude sintonizar los canales. Ahora mi madre me cuenta toda orgullosa que ya pueden ver la tele: «No sé cómo, hemos empezado a dar botones y oye, que ya se ve tele». Yo: «¡muy bien! ya puedes ver muchos canales, ¿no?» y ella: «uy, no, sólo la 1, ya no queremos tocarlo más, no vaya a ser que deje de verse, así que llevamos dos días ya con la 1, tan contentos»; «claro que sí, ama, está genial que hayáis podido manejaros con eso vosotros solos».

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario