Marçal Font – Gris continuo

Siguiendo con la serie “La poesía es un arma cargada de futuro” (iniciada con estos poemas de Begoña Abad) ahora os presento el poema “Gris continuo” de Marçal Font, a quien tuve la suerte de publicar en Iguazú hace tiempo y de ver actuar en directo en un par de ocasiones (más que leerle, es impresionante oírle).

 

 

Gris continuo
Dedicado a quienes siguen escapando de los grises

Decían escapar del gris. Correr ante el gris.
Lo vemos en fotos grises.
Encierros de toros ratoneros ante miradas grises, sobre empedrado gris y bajo un sol de justicia.
Eran unos pocos cientos entonces. Ahora, de boquilla, son millones.
Pero Franco murió en la cama.
Delirando fantasmagorías de Magreb y garrote vil y anarquía.
Apretando con toda la saña que da la vejez las nucas de un puñado de inconformistas.
Como quien ve un gigante y arremete contra el molino, el molinero y su hija,
Franco, el muy cabrón, murió enquijotado en la cama.

Y ellos decían escapar del gris. Correr ante el gris.
En pos de una aurora democrática, decían,
que les esperaba con los brazos abiertos cantando John Lenon, Bob Marley y tele en tecnicolor.
Pero pronto marchitó el clavel en el fusil portugués.
Pronto, muy pronto, deslució el Sol las nuevas banderas.
Y pronto, demasiado pronto,
el 68 fue arrebatado a la Historia a cambio de un 69 lameculos,
del placer por el placer,
de un evolucionismo monetario que sigue provocando náuseas
y de un individuo que diciendo progresar fue perdiendo los colores.

Porque decían escapar del gris. Correr ante el gris.
Ahora les ves en el sofá.
Catorce pagas, hobby, casa, coche, veraneo, hipoteca.
Con su miradita gris avezada en colores catódicos,
el corazón regado de barbitúrico, la mente bañada en Prozac
y sin saber silbar siquiera.

Decían escapar del gris. Correr ante el gris.
Y el gris les atrapó.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Pues nos hacen mucha, mucha falta. Y yo que no sabía dónde estaban los poetas… gracias por encontrarlos para los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *