Poema de Mag Márquez para Poetílicos Sobrios.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

Dice la tele que son chicos malos,
poco menos que vampiros o marcianos.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

Lo dice la tele, lo dice la radio,
los políticos y catedráticos.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

Ni estudian para estar ocupados,
Ni trabajan para estar empleados.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

No son jóvenes de provecho,
no disponen de su propio techo.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

Son una generación perdida,
tras los jasp y la movida.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

Viven con los papis de su pasta,
que en botellones y en porros se gastan.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

Ay, pobrecitos, dicen los medios,
qué será de ellos cuando falten sus viejos.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

Ni-ni no es el hijo del politiquito
porque es de lo más pijito,

ni-ni no es el hijo del banquero
que sin trabajar le sobra dinero,

ni-ni tampoco es el hijo del rey
que cobra paga gracias a la ley.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

Hay una cosa que no se ha explicado
hay menos ni-nis que ni-sis camuflados.

Ni-sis, ni-sis,
Ni-sis, ni-sis.

Ni si estudias encontrarás trabajo,
ni si trabajas recibirás un digno salario,
ni si les votas cumplirán su programa,
ni si te esfuerzas vivirás bien mañana.

Ni-sis, ni-sis,
ni-sis, ni-sis.

Dicen los políticos estar preocupados
y por las noches quedarse desvelados.
Quieren convertirlos en emprendedores
de esos que defraudan y regalan comisiones.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

Vaya con las copulativas
que no copulan y dan mucha grima,
dos negaciones reiterativas,
con soniquete de sentencia de por vida.

Ni-ni, ni-ni,
ni-ni, ni-ni.

Cacofonía de gran inventiva
ya estoy cansado de tanta retahíla.

Sí-sí, sí-sí,
sí-si, sí-sí.

A mí sí que mi importan
y por eso lo canto,
tanto Gili-caradura ninguneando.

Sí-sí, sí-sí,
sí-si, sí-sí.

Dicen en la tele que son chicos malos,
dicen en la tele que son chicos malos…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *