El Boalo, 24 de julio de 2015

Hoy no estoy contenta conmigo misma. Porque he dejado que me vencieran las responsabilidades (trabajo, pareja, carné de conducir -el dinero que cuesta una clase si la cancelo-) y yo tenía que haber estado hoy en El Boalo. Lo sabía desde ayer, cuando hablando con Amaia (con quien hace 5 años compartí viaje alocado a El Boalo que resultó en las dos bañándonos en la piscina de la Gaite con unos bañadores de los años… Seguir leyendo…