De cómo nunca conocí a la Gaite

Supe de la muerte de CMG por el telediario. Fíjate que nunca lo veo, pero mi padre tenía encendida la tele y yo a lo tonto eché la vista no tanto a las imágenes, sino a las bandas abajo con los titulares. Y ahí ponía: «Murió abrazada a sus cuadernos» y supe como un relámpago que se referían a ella, solo a ella le podían dedicar ese titular en un telediario, y lo supe antes… Seguir leyendo…

Carmen Martín Gaite, apuntes sobre narración

Algunos extractos del capítulo «Don Nicanor tocando el tambor» en el libro «El cuento de nunca acabar», de Carmen Martín Gaite: Está bien claro que tener un donnicanor sin haber aprendido a tocarlo no vale absolutamente de nada. […] En medio del tráfago, la confusión y el desasosiego que destila, a modo de mercurio movedizo, la vida actual, nos encontramos a diario con personas ansiosas de experiencias postizas por las que atraviesan como gato por… Seguir leyendo…